Chemours.com

Las principales fuerzas en la industria del plástico derivan de megatendencias mundiales

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), hay cinco megatendencias que están moldeando el mundo en la actualidad:

  1. Tecnologías emergentes
  2. Cambio social y demográfico
  3. Urbanización rápida
  4. Suministro limitado de recursos naturales y el cambio climático mundial
  5. Cambio de los poderes económicos

Los expertos describen tres fuerzas que emergen de estas tendencias y que moldean el uso del dióxido de titanio (TiO₂) en la industria del plástico:

  1. Gestión del final de la vida útil
  2. Aplicaciones fundamentales
  3. Desarrollo sustentable

Siga leyendo para conocer más acerca de estas fuerzas y su impacto en el espacio de los plásticos.

1. Gestión del final de la vida útil:

Una preocupación importante en la industria del plástico es la cantidad creciente de desechos de plástico. Los plásticos pueden clasificarse como no duraderos (de uso único, que por lo general terminan en un vertedero), duraderos (reutilizables) o no contenidos y liberados al ambiente (basura). La acumulación de desechos plásticos ha crecido rápidamente en las últimas décadas y, como consecuencia, también lo ha hecho la necesidad de tratar este tema y de gestionar los desechos. Solo en los Estados Unidos, se generan casi 30 mil toneladas de desechos de plástico al año. Entonces, ¿qué se puede hacer para combatir este problema?

Diseñar con el “fin” en mente:

El gobierno, la industria y los investigadores académicos comprenden que la disposición del final de la vida útil de los plásticos depende enteramente de cómo están diseñados. Estos equipos han mostrado un nuevo interés no solo en diseñar plásticos para la fase de uso primaria, sino también para la gestión de preferencia del final de la vida útil, ya sea reutilización, reciclaje o biodegradación.

En uno de estos esfuerzos, el Consejo Estadounidense de Química identificó cinco acciones para ayudar a reducir la cantidad de desechos de plástico que termina en vertederos en los EE.UU. La primera acción es Envasados plásticos 30/2030, un plan para reciclar como mínimo el 30% de los plásticos para el año 2030. La segunda es trabajar para crear un sistema regulatorio moderno que permita usar métodos de reciclaje avanzado de expansión rápida y reciclaje mecánico. Otra sección es establecer un estándar nacional para reciclar plásticos. También necesitaremos comprender otras dimensiones de la gestión de los desechos plásticos, como el impacto de las emisiones de gases de efecto invernadero producidas durante la gestión del final de la vida útil, para guiar la creación de un política sólida. 

En otro programa enfocado en la gestión de plásticos al final de la vida útil, el Departamento de Energía estableció el Plastics Innovation Challenge (Desafío de Innovación en Plásticos) en 2019 con el objetivo de reciclar desechos plásticos en los EE.UU. de forma más económica y sustentable. El desafío incluye iniciativas como la deconstrucción, que crea vías para separar los componentes de los desechos plásticos de forma eficaz, a la vez que conservan sus propiedades de uso, o incluso permiten el suprareciclaje, que es la capacidad de recuperar el valor total, o lograr uno mayor, de los plásticos en un uso posterior. Otros componentes importantes de la iniciativa incluyen objetivos para generar capacidad de reciclaje en el diseño de los materiales plásticos y esfuerzos por aumentar e implementar tecnologías de recolección y separación en procesos de reciclaje tanto mecánicos como avanzados, lo que genera eficiencia de la cadena de suministro. 

Asociación con Remove2Reclaim:

Chemours es socio del proyecto Remove2Reclaim (R2R) con un equipo de científicos industriales y de investigación universitaria. Este proyecto tiene como objetivo desarrollar vías de extracción basadas en solventes para eliminar aditivos como TiO₂ de diferentes matrices de polímeros y reclamar tanto el TiO₂ como el polímero para su reutilización en productos nuevos. Los objetivos de R2R incluyen el desarrollo tecnológico de métodos y equipos para detectar TiO₂ en diferentes flujos de desechos plásticos, mecanismos de clasificación para distinguir entre flujos de desechos plásticos con y sin TiO₂, técnicas de extracción innovadoras orientadas a TiO₂, evaluaciones de TiO₂ recuperado y el procesamiento adicional de polímeros recuperados para convertirlos en polímeros funcionales y de alta calidad. 

Visiones y acciones para crear una economía circular de plásticos:

La cadena de valor de envases de plástico que existe actualmente es lineal, pero la visión de cambio hacia una economía circular para gestionar estos importantes recursos ha comenzado a formarse. Un área de acción hacia este desafío es eliminar y reducir los envases de plástico problemáticos o innecesarios a través del rediseño, de la innovación y de nuevos modelos de entrega de productos. En otro enfoque, expandir modelos de reutilización de envases de plástico en los lugares donde es relevante puede ayudar a reducir la necesidad de envases de uso único. Otras visiones incluyen garantizar que todos los envases de plástico sean 100% reutilizables, reciclables o compostables, y que todos los envases de plástico se reutilicen, reciclen o composten en la práctica. Además, el uso de plásticos debe desvincularse completamente del consumo de recursos finitos. Por último, se debe garantizar que los envases de plástico no contengan químicos peligrosos y que la salud, la seguridad y los derechos de todas las personas involucradas en la cadena de valor de los plásticos se respeten; estos son objetivos fundamentales para lograr una economía circular sustentable para los envases de plástico.

2. Aplicaciones fundamentales:

La segunda fuerza que ayuda a moldear la industria de plásticos con TiO₂ es el creciente servicio de plásticos en aplicaciones fundamentales para nuestro mundo. Los plásticos proporcionarán valor al respaldar las necesidades creadas por las megatendencias, como los cambios demográficos y la urbanización. Los plásticos continuarán apoyando el rendimiento de aplicaciones para la vida cotidiana (artículos para el hogar, envases de alimentos, atención de la salud y dispositivos médicos), donde demandaremos incluso un mayor rendimiento de su parte.

Los envases de alimentos son un ejemplo de cómo estamos extendiendo el papel de los plásticos para dar valor a aplicaciones fundamentales. Los desechos de alimentos son un problema mundial y de cambio climático, ya que el 6% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial provienen de desechos y desperdicios alimenticios. Los envases de plástico para alimentos pueden ser una herramienta para evitar y limitar los desechos alimenticios gracias a la protección de los alimentos en la distribución, la venta y la vida extendida. Por ejemplo, envasar ingredientes alimenticios de la leche sensibles a la luz en envases de plástico que contienen TiO₂ Ti-Pure™ permite mejorar la conservación de la calidad del alimento (color, olor, sabor, nutrientes), lo que demuestra el potencial para reducir los desechos de alimentos.

3. Desarrollo sustentable:

La última fuerza que moldea la industria del plástico es el desarrollo sustentable. Es importante abordar las necesidades de las poblaciones en crecimiento, pero con una visión de los recursos finitos del planeta en el que habitamos y teniendo en cuenta la sustentabilidad y el futuro de las próximas generaciones. Algunas oportunidades que vemos para la industria incluyen la capacidad de diseñar con un impacto mínimo en el final de la vida útil, pero que aporte un valor sustentable en el uso y el rendimiento de plásticos para sus aplicaciones.

Chemours diseñó EVOLVE 2030 en consonancia con los objetivos de desarrollo sustentable de la ONU. En este marco, se han identificado cuidadosamente los productos y la oferta de aplicaciones de Chemours que aportan beneficios sustentables. Una de esas aplicaciones son las películas de uso agrícola que contienen TiO₂ Ti-Pure™ y permiten la conservación del agua en condiciones de mucho calor o sequía, lo que mantiene las raíces a una temperatura fresca, óptima para el crecimiento, y aumenta el rendimiento de los cultivos de granos en hasta un 20 %. En aplicaciones de edificación y construcción, como membranas para techo, el uso de TiO₂ Ti-Pure™ ayuda a bajar la temperatura interior, lo que reduce los costos de energía para refrigerar edificios. Por último, en aplicaciones de envases plásticos, la protección contra la luz que proporciona el TiO₂ Ti-Pure™ ayuda a proteger los bienes envasados por más tiempo, lo que mejora la calidad del producto y reduce la cantidad de desechos. En algunos sistemas, los beneficios de protección contra la luz incluso pueden ayudar a extender la vida útil de los nutrientes de los alimentos, por lo que los alimentos conservan su valor nutritivo y un sabor fresco durante más tiempo.

Cómo encaja Ti-Pure™, el dióxido de titanio de Chemours:

Las tres fuerzas principales de gestión del final de la vida útil, aplicaciones fundamentales y desarrollo sustentable están moldeando la industria del plástico. Académicos, el gobierno y expertos de la industria, como nosotros, las abordan de forma colaborativa. Chemours es uno de los fabricantes de dióxido de titanio más grandes del mundo y usa procesos, tecnología y estándares de seguridad líderes en la industria desde hace casi un siglo. Estamos comprometidos a construir un mundo más colorido, más limpio y más capaz con dióxido de titanio Ti-Pure™. Creemos en la calidad, la utilidad y la innovación para ayudar a garantizar que nuestros pigmentos cumplan las necesidades de su negocio. Brindamos soluciones para orientarlo hacia las ofertas adecuadas para sus desafíos de plásticos, envases, agricultura y materiales de edificación y construcción. En Chemours, estamos dedicados al futuro de una química responsable de TiO₂ Ti-Pure™ para garantizar la sustentabilidad para las generaciones futuras.

Por medio de nuestras soluciones de comercio electrónico en línea, el Portal Ti-Pure™ Flex, lo mantendremos al día sobre suministros y actualizaciones regulatorias, y responderemos a sus preguntas. Nos asociamos con nuestros compradores para mejorar nuestra previsión y comprensión de las últimas tendencias de la industria, proporcionar estabilidad para atravesar cualquier incertidumbre y mejorar la flexibilidad para responder y prosperar en un mercado dinámico y en constante evolución. Con Flex, puede ver los precios establecidos en el mercado con plazos de entrega de hasta 6 meses, realizar y modificar pedidos en línea, y revisar el historial de pedidos las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Obtendrá la máxima flexibilidad sin contratos ni compromisos a largo plazo. Estamos para cuando nos necesite.

Comuníquese con nosotros hoy mismo para que nos asociemos a sus necesidades de TiO₂.